Archivo de la categoría: Sin categoría

El caro Uruguay

Estándar

Tan solo 4 días nos han dado para conocer parte de la República Oriental del Uruguay.

Uruguay nos recibe con un Montevideo desértico, dormido, con hombres con termos de agua caliente bajo el brazo y mate en la mano. Restaurantes caros y vacíos, buses de paso frecuente y también casi vacíos. Pintadas en las paredes hechas con brocha, sin sprays, de homenaje a un presidente admirado como pocos. Un presidente sin filtro, honesto y coherente, vamos, un bicho raro…

Os dejamos unas reividicativas que, desde aquí apoyamos
wpid-20150117_120503.jpg

wpid-20150117_181320.jpg

No sabemos bien qué pasa, ¿Será siempre así? ¿Será que es sábado?

Resulta que, sin saberlo, hemos aterrizado en las fechas en las que el país se paraliza, primera quincena de enero, pleno verano, quien se lo podía imaginar…

wpid-img-20150120-wa0003.jpg

Montevideo,a diferencia de lo que hemos visto hasta la fecha, es otra historia… Tiene edificios con estilo, con identidad propia evocando eterna nostalgia…

Merece, un par de días para sentir sus gentes y ambientes…

20150120_105456

No sin dudas, nos decidimos a visitar una de las zonas más inaccesibles de Uruguay, el Cabo Polonio. Se trata de un pueblo hippy que se encuentra en el interior de un Parque Natural. Eso hace que la circulación de vehículos este regulada y haya que tomar uno de los camiones que hacen el recorrido que separa el pueblo de la entrada al Parque. 7 Km de desierto que hacerlo caminado puede resultar peligroso por el intenso calor.

20150118_125815

El Polonio, como se conoce entre los locales, está compuesto por casetas construidas con madera y materiales reciclados y que hasta hace muy poco no contaban con luz. El suministro de agua lo obtienen bombeando manualmente el agua de manantial que hay en el subsuelo.

Es el lugar más caro en el que hemos estado hasta el momento y, resulta algo contradictorio ya que precisamente los hippies es difícil que puedan pagar tanto. Nosotros sólo nos quedamos una noche. 2 camas en litera de habitación compartida 50$! ! !

Para nosotros, lo mejor del Polonio es su comunidad de lobos marinos, muuucho más grandes que los que vimos en las Islas Galápagos… impresionantes!

IMG-20150120-WA0001

También pudimos ver cadáveres de lobos en la playa en proceso de descomposición….Naturaleza en estado puro!

Tambien tiene un bonito faro que debió ser importante en el pasado y que ahora se usa como mirador para turistas

Aquí es donde hemos podido tener más contacto con uruguayos. Hemos hablado de Pepe (como llaman cariñosamente a José Mujica), economía, educación servicios sociales.

IMG-20150120-WA0002

Vamos todo un repaso al país. Incluso nos dieron a probar su yerba favorita… El mate!

Es un lugar único, en el que estar desconectado durante unos días…lástima los precios que, para nosotros lo hizo imposible.

En estos pocos días nos hemos tenido que pelear en varias ocasiones, todas ellas producto de la mala organización. Mucho queda por mejorar en este sentido…

Hoy pasaremos a Argentina por la noche esperando no tener problemas en la frontera, así que el siguiente desde Buenos Aires!

Minientrada

Hoy toca madrugar! Teníamos que tomar el autobús a las 7 de la mañana en la estación de segunda clase. Así que a las 6:15 teníamos un taxi esperando en la puerta del hotel  para llevarnos (Luis y Merced habían llamado la noche anterior para pedirlo).
Debíamos tomar un autobús de la compañía Flecha de Zempoaltepelt rumbo a uno de los pueblos mancomunados: Cuajimoloyas. Precio del billete 42$ por persona y trayecto, unos 2,45€.
La idea era pasar allí una noche, así que ya teníamos todo contratado con una agencia de ecoturismo llamada Sierra Norte (donde nos habíamos informado previamente en Oaxaca).
El paquete incluía alojamiento en cabaña privada, dos comidas, un desayuno y una cena, además de dos excursiones con guía por la zona. Precio: 1895$, unos 111€ en total por los dos.
Lo de la estación de segunda clase, fue toda una experiencia… Nada que ver con las estaciones por las que habíamos pasado hasta entonces… Ésta sí que era de las auténticas, auténticas… Qué rabia que no tomamos ninguna foto… pero las imágenes se quedaron en nuestra mente… Todo viejo, medio abandonado… Una pena!
Al que sí pudimos hacerle foto fue a nuestro autobús… Genial a que sí? jiji.

image

Tras casi dos horas de viaje, llegamos a nuestro destino…
Llovía. Hacia frío y sobre todo mucha humedad debido a la intensa niebla de las 9 de la mañana…
Fuimos a desayunar algo, pues no habíamos tenido dónde en Oaxaca siendo tan temprano y después nos acompañaron a la cabaña en la que dormiríamos esa noche.
Una vez que dejamos las cosas, nos abrigamos todo lo que pudimos (abrigo e impermeable nada más pues no habíamos traído los forros polares) y salimos a hacer la primera de las excursiones que teníamos contratadas con la lluvia cayendo sobre nuestras cabezas…

image

Menos mal que pasado un rato empezó a levantar un poco el día (tampoco mucho) y nosotros a entrar en calor con la caminata que sí no….
Nuestro guía era un chico de 18 años que estaba prestando servicio a la comunidad. Nos contó que allí todas las personas tienen que prestar diez años de servicios a la comunidad a lo largo de su vida. Y que el que no estuviese de acuerdo, debía entonces irse del pueblo!
Tenían diferentes comisiones e iban trabajando en una u otra… En la de aguas, en la oficina de turismo, en la recogida de basuras, en la de padres de familia, en el aserradero, etc.
Nos contó muchísimas cosas interesantes sobre su forma de vida, sus costumbres, sus normas…
Por ejemplo nos dijo que allí una familia de cinco miembros vivía con 2000$ al mes, menos de 120€!!!! Alucinante!!!! Aunque por otra parte hemos de decir que no vimos tanta pobreza como en la ciudad, en Oaxaca. Donde había niños vendiendo y  pidiendo en cada esquina… Algo muy triste y duro para nuestros ojos la verdad…
Pero como decimos, eso no pasaba en Cuajimoloyas. Aquí todos los niños están escolarizados. Desde hace dos años pueden hacer hasta el bachillerato aquí. Antes de eso, tenían que irse internados de lunes a viernes a Oaxaca pues el transporte era demasiado largo y caro para ellos.
Pero bueno, luego os seguimos contando curiosidades acerca de este pueblo mancomunado… Ahora queremos enseñaros algunos de los lugares por los que caminamos… El Cañón del Coyote, por donde cruzaban estos animales de un lado al otro del bosque.

image

El Mirador (aunque con el día tan nublado que tuvimos no pudimos ver mucho), una roca en un alto de la que luego no podía ni bajar… Madre mía! Qué vértigo!!! Pero bueno… Se escuchaba el silencio… Naturaleza en estado puro! Espectacular!!!

image

image

Al final de nuestra excursión volvimos a la cabaña a descansar un rato y luego dimos un paseo por el pequeño pueblo de unos 900 habitantes. Algunos de ellos nos saludaban o sonreían, otros miraban para otro lado…
Aquí podéis ver a Guille con uno de los muchos burritos con los que nos cruzamos en el pueblo. Nos dio mucha pena verlos tan cargados a los pobres… Pero claro, aquí es la forma que tienen de transportar las cosas…

image

Después, fuimos a comer al comedor que había justo debajo de nuestras cabañas. Comedor el Mirador se llamaba… Y hacía honor a su nombre desde luego! Estaba en la parte más alta del pueblo… Menudas cuestas! Vaya escaleras! Lo que nos acordamos de ti en Ribadesella Lola!!! Jeje…

image

image

En fin, pues como decimos allí comimos una rica y calentita sopa de verduras, y de segundo guiso de pollo con arroz para mí y unas hamburguesas de papa con ensalada para Guille. Estaba todo riquísimo!!!
Este fue uno de los puntos fuertes de esta escapada… Las cosas tan ricas que comimos… Y Guille con menú especial vegetariano y todo!

image

Bueno, después volvimos a la cabaña y vimos un trozo de una peli que teníamos descargada en el móvil y nos dormimos un poco la siesta… Estábamos cansados del madrugón y la caminata, hacía frío y tampoco había muchas cosas que hacer, así que nos quedamos metidos en la cama con siete mantas (no es una exageración) hasta casi las seis de la tarde…

image

A esa hora, decidimos ir a dar una vuelta antes de que se hiciese de noche y tratamos de conectarnos sin éxito al wifi comunitario de la plaza… Iba a ser el cuarto cumpleaños de nuestro sobri Nico y no podíamos felicitarle… Joooo 😦 😦 😦
Finalmente, pudimos enviarle un correo electrónico desde la oficina de turismo y quedar con él para hablar por skype unos días después… Esperamos que no nos lo tenga en cuenta… Porque a nosotros desde luego nos fastidió mucho no poder felicitarle…pipipi…
Pero bueno, si queréis os contamos más cosas interesantes acerca de este pueblo…
Cuajimoloyas, dentro de lo que cabe, es uno de los más privilegiados dentro de los pueblos mancomunados… Tienen centro de salud con médico y enfermera. Pero eso sí, sólo hasta las tres o las cuatro de la tarde… Si te pasa algo después de esa hora, tienes que ir hasta Tlacolula a unos 40 minutos en coche…

image

Ah! Y pediatra tampoco tienen… Pese a haber muchísimos niños (en torno al 10% de la población son niños de primaria), tienen que desplazarse hasta Oaxaca si se ponen enfermos de verdad… Y digo ésto porque según nos contaron, para una simple gripe o cosas así, les tratan con medicina natural. Algo muy extendido en esta zona y de lo que nos habló también el guía en nuestra caminata por el bosque. Nos fue mostrando plantas que se utilizaban para el dolor de estómago, para la tos y la garganta, para curar el cáncer e incluso para prevenir el sida!!! Qué os parece? Interesante no?
También nos contaron que la comunidad tiende a ayudar y apoyar a las familias más pobres, a las madres solteras, etc. a quienes les suelen dar trabajo en los comedores destinados a turistas por ejemplo, donde pueden sacar algo más de dinero…
Y a uno de éstos, el que os contábamos antes, regresamos a cenar esta vez…

image

Cenamos en la cocina (digna de ver…por eso le hicimos foto), a la vez que los hijos de la mujer encargada del comedor. Y con ellos estuvimos platicando y jugando hasta que nos fuimos de nuevo a la cabaña a leer y dibujar un rato al calor de la chimenea y a la luz de la linterna del móvil, pues la del techo no alumbraba demasiado la verdad… Vaya inventos que nos montamos! Jeje 😉

image

A la mañana siguiente, después de un desayuno contundente a base de tortilla, frijoles y té, agarramos las mochilas pequeñas (no os lo habíamos dicho pero las grandes las habíamos dejado en la “Posada Mi Rosita”, donde nos las guardaron hasta la vuelta 🙂 ) y emprendimos la segunda de nuestras excursiones.

image

Una marcha de 8 kilómetros que nos llevaría hasta Llano Grande, otro de los pueblos mancomunados.

image

Lo cierto es que esta segunda caminata no nos gustó. No había nada de especial, ni grandes paisajes, ni cosas que contar… Sinceramente, totalmente prescindible.
De hecho, si tuviéramos que volver a estos pueblos de la sierra, lo haríamos de manera diferente. Si alguna vez pensáis venir por estos lares, no os recomendamos reservar en Oaxaca. Creemos que es mejor llegar hasta Cuajimoloyas directamente y una vez aquí contratar lo que mejor se ajuste a vuestro tiempo, gustos y necesidades. De hecho, se podían hacer actividades como tirarse en tirolina, un taller de pan o platicar con algún anciano de la comunidad acerca de las plantas y remedios medicinales, pero eso sí, todo previo pago… Por eso nosotros no hicimos nada…
Pensamos que las comidas en el comedor y las conversaciones que mantuvimos sí fueron interesantes. Al igual que la primera de las excursiones. Pero el resto, podría ser prescindible… Incluso lo de dormir allí (con el frío helador, jeje…)
Si te organizas bien, podrías hacer todo en una excursión de un día desde Oaxaca (saliendo como nosotros a las 7 de la mañana y regresando en el mismo autobús a las 6 de la tarde).
Aunque a decir verdad, nosotros no volvimos en autobús desde Llano Grande… Nos animamos a hacer autostop y tuvimos la suerte de que una maestra con su hijo de 3 años nos llevaron de vuelta hasta Oaxaca. Llegamos con tiempo de sobra para tomar el bus hacia nuestro siguiente destino y además nos ahorramos 120$ que nos hubiese costado la combi… Así que, reto de viajar haciendo dedo conseguido!
Desde aquí agradecemos a los Acróbatas del Camino toda la información que ofrecen en su blog, su guía para hacer dedo y su libro “Caminos invisibles”. Sin duda, han sido de mucha ayuda… Sobre todo a la hora de quitarnos miedos, prejuicios y resolver dudas… Ya os iremos contando si viajamos así más veces (que suponemos que sí…)
Pero ahora, ya va siendo hora de terminar este post… No sin antes, volver a agradecer a Merced, Luis y Guadalupe su atención y cariño en la Posada Mi Rosita.
Platicamos con ellos un rato largo en el patio hasta que fue siendo la hora de tomar nuestro bus  hacia Chiapas.
Luis nos acercó en coche hasta la estación. Compramos unos bocadillos para cenar y nos subimos al autobús dirección a San Cristóbal de las Casas, donde amanecimos a la mañana siguiente. Pero como sabéis eso os lo contaremos en otro momento…desde otro lugar…

Guille y Teresa

Pueblos Mancomunados

Y por fin… La Ruta

Estándar

Bueno, pues para todos los que nos habéis preguntado… ¿Y por dónde empezáis? ¿Cuál es vuestra idea? ¿A qué sitios vais a ir? Para todos vosotros va dedicado este mapa con la ruta aproximada que pretendemos hacer…

Sabemos que no vamos a cumplirla, pero bueno, habrá que partir con alguna idea ¿no? jeje

A ver si alguno se anima y nos hace una visita por el camino. Os estaremos esperando 😉

http://www.tripline.net/trip/La_Vuelta_al_Mundo_de_WillyWet-3443125261761007B871E157B9781D0B