Minientrada

Hola otra vez!
Vamos a ver si a lo largo de los próximos días conseguimos ponernos un poco al día…que llevamos mucho retraso!
Tal y como os contábamos en el último post, una vez terminado el curso de submarinismo en Isla Mujeres, regresamos a Cancún.
Desde allí decidimos hacer una excursión de un día hacia Playa del Carmen, una zona repleta de turistas,de tiendas, de bares y restaurantes… Era como cualquier ciudad costera de España vamos…. No nos gustó especialmente.
Para llegar tomamos una combi (una furgoneta de 15 plazas). Este medio de transporte es uno de los más utilizados por aquí. Salen cuando están llenas, van haciendo paradas por el camino, la gente sube y baja donde necesita y además cuestan la mitad que los autobuses que salen de la estación. Así que, así fue como llegamos hasta Playa del Carmen y después hasta el Cenote Cristalino. Una vez más, parecía que las cosas se ponían en contra y nos cayó el diluvio universal…

image

Guille se pegó un chapuzón pero tampoco mucho más… Pagamos 100 pesos cada uno y no lo disfrutamos, así que decidimos volver hacia Cancún.
image

Llevábamos 11 días de viaje y estábamos un poco tristes, defraudados, enfadados y sin tener muy claro por dónde seguir… Sabíamos que era el principio y que todos los inicios son difíciles, pero no estábamos agusto la verdad… Así que, después de meditarlo y hablarlo, decidimos cambiar los planes previstos, la ruta y tomar un avión hacia Ciudad de México.
Allí nos esperaban nuestra querida amiga Leticia (compi del máster) y toda su familia, su marido Carlos y sus tres hijos: Agatha, Gonzalo y Aranza. Más conocidos como “CLAGA”…jeje 😉
Nuestra primera impresión de la ciudad la tuvimos ya desde el avión.
image

DF es enormemente grande. De hecho, con 21 millones de personas, es la ciudad más grande del mundo!
El cambio de clima también fue brusco. Con una altitud de 2240 metros,pasamos del calor y la humedad sofocantes de Yucatán al frío y la sequedad de Ciudad de México, del bañador y el bikini, al forro polar y el abrigo.Pero bueno, el frío no lo notamos apenas gracias a la calurosa bienvenida de CLAGA.
image

image

image

Vinieron a buscarnos al aeropuerto y nos tenían preparada una “suite” para dormir… Cuánto echábamos de menos una cama cómoda y una ducha bien calentita!!! 🙂 🙂 🙂
image

La verdad es que no podemos dejar de darles las gracias una y otra vez. Nos han hecho sentir como en casa. Nos han mimado y cuidado. Hemos podido charlar con Leti cada mañana. Hemos cocinado juntos. Hemos hecho tortilla de patatas.
image

Y hemos compartido el día de Fiestas Patrias juntos. El lunes 15 por la tarde fuimos a Coyoacan, un barrio al sur de la ciudad donde ya había ambiente festivo en la plaza, con musica, puestos callejeros, etc.
Allí, me atreví a probar una de las bebidas típicas de aquí… Las “micheladas”, cerveza con limón y sal! Hubo bastante cachondeo porque Guille no quiso probarla y prefirió una cerveza… La verdad, es que no me extraña! Yo, una y no más… Qué ganas de estropear la cerveza! Pero bueno, sí a ellos les gusta…

image

La fiesta en sí da comienzo a las 11 de la noche del día 15 con el grito de independencia. El presidente de la república toca la campana de Dolores desde el Palacio Nacional situado en el Zócalo y lanza el grito de ¡Viva México!.
Nosotros no nos pudimos quedar hasta tarde porque los niños estaban cansados, pero  lo vimos por la tele desde casa. Ataviados con sombrero, caras pintadas con la bandera tricolor, guacamole y chupitos de tequila!
image

Era como estar celebrando la Nochevieja… Viendo una gala con conexiones en directo con el Zócalo, los presentadores vestidos de fiesta y pasando frío en un balcón (a lo Anne Igartiburu y Ramón García…jajaja)
La cuestión es que la fiesta como tal es al día siguiente. Así que, el martes 16 nos fuimos al centro a ver el desfile y a visitar un poco la ciudad.
Hicimos lo que nunca haríamos en España: ir a un desfile militar…
image

image

image

Pero bueno, lo pasamos bien con toda la familia CLAGA. Nos echamos unas risas con el sombrero, las banderas, el bigote… Comimos tacos en un puestito callejero y nos hicimos muchas fotos!

image

image

image

image

image

image

image

image

Después, tomamos el metro para ir hasta el Zócalo. En el metro nos llamaron la atención dos cosas: los carteles que advierten de la existencia de vagones exclusivos para mujeres y niños en horas muy concurridas,y que los paneles indicativos con las diferentes estaciones de la línea tenían dibujos diferentes para cada parada… No sabemos por qué, una hipotética explicación podría ser que haya mucha gente que no sepa leer??? No sabemos!
image

image

Luego en el Zócalo vimos la catedral, el palacio, la enorme bandera y tomamos un autobús turístico para hacer un recorrido y hacernos una ligera idea de la ciudad…
image

image

Por un momento pensamos que estábamos en Madrid… Pues había una réplica de la Cibeles! Regalo de los emigrantes españoles. Curioso…jeje.
image

Al día siguiente, los niños volvían a tener cole y Guille y yo decidimos aventurarnos y tomar un bus que tardó como una hora hasta el centro de la ciudad, para visitar el Museo de Antropología.
Ésto no tuvo desperdicio! Nosotros habíamos mirado la noche anterior la web del museo donde decía que los estudiantes con credencial en vigor pasaban gratis. Bueno, pues al llegar nos querían hacer pagar… Decían que eso era sólo para nacionales (pero en internet no ponía nada de eso). El tipo de la taquilla se puso muy seco y nos dijo que hablásemos con cualquier guardia… Así que, así lo hicimos… Y después de discutir un rato y enseñarles la web donde no especificaba nada, nos dijeron que pasáramos así sin más… No nos dieron entrada ni nada! No sé, algo impensable en un museo nacional no? Pues así fue… This is México!
El museo, al igual que la ciudad es bastante grande… Da para varios días si se quiere. Explica la historia del país, con todas sus lenguas, grupos indígenas, la conquista de los españoles, etc.
image

Alucinantes muchas de las reseñas históricas o leyendas… Alucinamos con los sacrificios y rituales que hacían cada dos por tres…
La historia que más nos impactó, la de un tipo al que le llevaban cada día para desayunar corazones humanos. Mataban a gente para tener contento al susodicho pues decía que si no… haría que no saliese el sol! En fin! Qué historias… 🙂
Pero también vimos cosas muy bonitas, como esta frase de los toltecas… Sí que eran listos, sí 🙂
image

En fin, pasamos el día recorriendo Ciudad de México. Comimos en un bufet vegetariano, visitamos la Plaza Garibaldi (repleta de mariachis) y nos tomamos una cerveza en el Tenampa. Parada obligatoria para los seguidores de Ismael Serrano como nosotros 😉

image

Al día siguiente pensábamos ir con Leti al Museo de Frida, pero estábamos cansados y Gonzalo enfermo, así que nos quedamos todos en casa hasta por la tarde, cuando por fin cumplimos la promesa que le habíamos hecho a Agatha: ir a patinar sobre hielo!

image
image

Nos lo pasamos genial… Con alguna que otra caída, pero fue muy divertido 🙂 🙂 🙂
image

Poco a poco iban pasando los días y sabíamos que se acercaba el momento de despedirnos…
Después de hablar con Leti y Carlos, decidimos ir todos hacia Puebla y pasar allí el fin de semana.
Puebla está a unas dos horas en coche de Ciudad de México. Una ciudad virreinal con más de 70 iglesias sólo en el centro histórico… Allí también hicimos un pequeño recorrido en un autobús turístico con los CLAGA y disfrutamos de la gastronomía típica del estado. Yo probé las enchiladas con mole poblano (hecho a base de chocolate) y Carlos los chiles en nogada, un plato típico de las fiestas patrias mexicanas pues representa los colores de su bandera: rojo, verde y blanco. La verdad es que eran sabores muy diferentes a los probados hasta ahora, pero todo estaba muy rico…
image

Pasamos un fin de semana estupendo junto a nuestra querida familia dominicana, pero como decíamos antes, todo lo bueno se acaba… El domingo por la tarde, ellos pusieron rumbo a DF y nosotros nos volvimos a quedar sólos…
Reconoceré que estuve un rato llorando Leti… Nos dio mucha pena despedirnos. Mil gracias a los cinco por lo bien que nos habéis acogido. Os queremos y os esperamos en Madrid para ir a patinar sobre hielo otra vez vale?
image

Pues eso, tocaba empezar una nueva etapa del viaje, sólos de nuevo… Aunque tampoco por mucho tiempo… Pero eso, os lo contamos ya en otro momento…desde otro lugar…

Guille y Teresa

En familia con los CLAGA

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s