Comenzamos! Primera parada: Cancun y Chichen Itzá

Estándar

Pues ya estamos al otro lado del charco…

image

Después de que las madres nos dejasen en el aeropuerto al punto de la mañana y nos ofreciesen una anécdota muy divertida de despidida (se pusieron las dos a hacernos fotos en la cola del control de seguridad y empezaron a gritarles “señoras, señoras está prohibido hacer fotos”.¿Y dónde lo pone? Dijeron ellas…Y la de seguridad les señaló un cartel que lo decía bien claro y les hizo borrar las fotos…) Jajaja…lo que nos pudimos reír…Vaya dos!

image

Pero bueno, como decimos ya estamos en México!!! Aterrizamos sobre las 5:30 de la tarde.Pasamos el control de inmigración donde nos preguntaron cuánto tiempo estaríamos, dónde nos alojábamos, etc.Y después de explicarle un poco nuestra idea de ruta aproximada.Nos selló los pasaportes sin problema y nos entregó una hojita que deberemos conservar hasta salir del país.
Después recogimos nuestras mochilas.Bien protegidas en plan barato que las habíamos tuneado en casa la noche anterior…jeje.

image

Nuestra primera intención al salir del aeropuerto: sacar dinero de un cajero.
¿Qué sucedió? Pues que no pudimos…El cajero del aeropuerto nos decía que nos pusiésemos en contacto con nuestro banco.¡Genial! Recién llegados, agotados y sin dinero…Yuhuuu!!! Buena manera de empezar…Pero no hay mal que por bien no venga…
Al día siguiente pudimos sacar dinero sin problema en otro cajero y la comisión que nos cobró fue de 20 pesos (1,17€) en lugar de 81 (4,75€) que nos pedía el del aeropuerto.
Conclusión: mejor sacar dinero en cajeros fuera del aeropuerto.
¿Y cómo llegamos hasta el hotel? Pues finalmente cambiamos 20€ para poder comprar los billetes de autobús ADO de 1ª clase: 124 pesos los dos (7,30€).
Al llegar a la estación, fuimos caminando unos 10 minutos hasta el hotel Soberanis que llevábamos reserva para esa primera noche en Cancún: 520 pesos (30,60€) la habitación doble con baño, aire acondicionado, televisión, wifi y desayuno.
No estuvo mal para ser nuestro primer alojamiento. Un poco caro, pero bueno…
Al día siguiente, nos despertamos a las 5 de la mañana… Es lo que tiene el jet lag…
Aprovechamos para contactar con la familia y que supiesen que habíamos llegado bien.Sacamos dinero como conté antes y compramos agua,unos plátanos y unas patatas fritas para nuestro primer viaje en autobús hacia Pisté, pueblito al lado de Chichen Itzá.Fuimos en un autobús de la compañía Oriente, en 2ª clase: 270 pesos (15,88€). Cuatro horas y media de viaje.Un calor y una humedad impresionantes, pero bueno…viendo cosas diferentes: gente que carga ladrillos y sacos de cemento en el maletero, señores que suben durante el trayecto vendiendo refrescos, galletas, etc.En fin…un viaje cansado pero curioso.Justo lo que veníamos buscando…
image

A las 2:30 de la tarde llegamos por fin a Pisté. Habiendo pasado justo antes por Chichen Itzá. Estaba hasta los topes. Un montón de autobuses, coches…Mucha, mucha gente.
Nuestro objetivo ahora era comer y encontrar un sitio donde dormir.Comimos unas quesadillas de pollo, unas fajitas vegetales,empanadas de queso y 2 coca colas por 170 pesos (10€).
Después nos recorrimos la calle principal de Pisté con las mochilas a cuestas, buscando alojamiento.Vimos varios.Cada cual más peculiar que el anterior…Pedíamos ver la habitación, veíamos el baño, probábamos la cama y preguntábamos sí tenían wifi.
En todos nos ofrecieron rebaja sin necesidad de insistir mucho…Finalmente, nos quedamos en Pirámide Inn, uno de los sitios recomendados en la guía.

image

Nos rebajaron de 500 a 400 pesos (al final pagamos unos 25€) por una habitación con baño y aire acondicionado.La cama era bastante cómoda, aunque el edredón (sin funda) dejaba ver unas manchas bastante sospechosas…Fue el momento perfecto para estrenar nuestros sacos sábana!
El resto de la tarde la pasamos en la piscina del hotel (en clara decadencia), intentando conseguir un couchsurfer para el día siguiente en Cancún, lavando ropa y dando un paseo por el pueblo…Después compramos algo de fruta y unos tomates para cenar,18 pesos (poco más de 1€) y nos fuimos a dormir a las 7:30. Estábamos súper cansados…

image

Nuestro tendedero particular 😉

A la mañana siguiente nos despertamos temprano, así que pudimos visitar Chichen Itzá cuando aún no habían llegado todos los autobuses repletos de turistas desde Cancún.
Tomamos un taxi por 25 pesos (1,50€) y compramos unos bollos, jamón, queso y un café para desayunar: 46,75 pesos (2,75€).
A las 8:45 ya estábamos en Chichen Itzá,408 pesos (24€).Pudimos ver cómo montaban todos los puestitos de recuerdos para los turistas.La verdad es que era llamativo pues al ser tan temprano no había apenas gente…Había más vendedores que visitantes…pero por ese mismo motivo fue genial! Todo un acierto venir tan temprano.Sin calor y sin gente…
La pirámide, o el castillo como lo llaman nos decepcionó un poco. Lo esperábamos más grande, pero bueno! Fue interesante ver cómo está representado el calendario maya en su estructura.

image

También visitamos el Cenote Sagrado, donde se supone que hacían ceremonias y sacrificios,y la plataforma de los cráneos.
image

El juego de pelota, con su peculiar eco,donde los mayas jugaban hasta colar la pelota por una de las canastas laterales.
Increíble pensar que los jugadores del equipo perdedor fuesen decapitados!!!
image

Después, un chico de un puesto nos explicó el calendario y el horóscopo mayas.
Hay 18 meses de 20 días cada uno.Y luego está el último mes del año que tiene 5 días y  era cuando se celebraban los sacrificios humanos y las ceremonias.Joe con los mayas!
En fin…luego seguimos viendo el resto de sitios, pero es cierto que al ir sin guía, nos empezó a parecer todo un poco igual y decidimos dar por concluida la visita.Justo cuando empezaban a llegar grupos y más grupos de gente…

image

Llega el gentío...nosotros nos vamos!

Volvimos caminando hasta Pisté unos 15 minutos y recogimos nuestras mochilas en el hotel.

image

Compramos algo más de jamón y queso, tomate y aguacate para hacer unos bocadillos,dos bollitos y agua y coca cola (50 pesos = 2,95€) para el viaje de vuelta a Cancún, otros 270 pesos.
Ahora, ya veremos dónde pasamos la noche y lo que hacemos…
Pero eso como sabéis, os lo contaremos en otro momento…desde otro lugar…

Guille y Teresa

Anuncios

»

  1. ¡Qué chulo el blog! Yo no me lo pierdo, ya me he suscrito para recibir las actualizaciones, jeje.
    A mí Chichén-Itzá sí me gustó mucho y me impresionó bastante, aunque también es verdad que teníamos guía y nos contó unas cosas increíbles, como que hay una pirámide más pequeña y antigua dentro de la pirámide que se ve, o que desde la parte de arriba se ven otros edificios igual de majestuosos escondidos en la jungla (las partes de arriba), pero que no hay dinero todavía para limpiarlos ni estudiarlos (o al menos eso nos contaron), en resumen, muy curioso todo, aunque desde luego vosotros estáis viviendo el verdadero Méjico, que es el que realmente tiene que merecer la pena.
    Pasadlo genial y espero ansioso vuestro próximo relato 🙂
    Un besazo a los dos,
    Jesús

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s